viernes, 21 de octubre de 2011

MANTON DE MANILA.

Pero de verdad.. . vamos. . de los que se trajeron de la guerra de Filipinas, que todavía quedan.
Me los traen casi para darles los últimos auxilios, y queriendo que los remoce . . . "lo que pueda,... lo que ud pueda". .me dicen.  Están guardados durante muchos años, y la solución para ellos . . pues . .  casi que no la tiene.
En un último intento , porque sigan viviendo un poquito más, los restauro y a veces la dueña los enmarca y los pone en una pared, y a veces, como en este caso, servirá de colcha. El problema es que como la tela está tan repasada, solo con el hilo de coserlo, se desgarra. A este, le pondré por detrás una seda del tamaño del mantón y habrá que zurcirlo todos los rotos, para sujetar minuciosamente por detrás.
Bueno. .  mucha dosis de paciencia y seguro que será utilizado por su dueña , como colcha , para esta cama tan antigua y tan preciosa  que veis.
Besos.   Floren